En ocasiones es común encontrar a gerentes o dueños de pequeños y medianos negocios, que poseen una tienda online pero que experimentan dificultades a la hora de gestionar o actualizar la tienda.

Esto suele ser debido a que en su día contrataron un servicio para crear ese comercio electrónico y así aumentar sus canales de venta, ofertando sus propios productos o servicios en la red para llegar a más personas.

Esta es una situación que me he encontrado recientemente repetidas veces, por lo que me he decidido a elaborar un pequeño listado de puntos a tener en cuenta cuando estás trabajando la venta online ¡Vamos a ello! 

 

 I – Imagen de la marca

Es importante cuidar la imagen y el diseño de tu tienda online, procurar que sea acorde a lo que tu negocio representa en realidad.

El simple hecho de que el comercio electrónico en el que estás vendiendo no tenga la misma línea que la identidad de tu marca puede hacer que el cliente se encuentre un poco desorientado al aterrizar en tu página web. Este hecho puede tener un efecto negativo sobre el cliente, no sólo afectando a su experiencia de compra, si no que también a la percepción que tiene de tu marca o negocio.

Si éste conoce aunque sea un poco la marca, ya sea por haber visitado un establecimiento o alguna red social, puede hacerse una idea de cuál es su tono a la hora de comunicarse y cuál es el aspecto que transmite a simple vista.

Es por ello, que debemos tener una tienda online con una imagen cuidada y evitar que quede abierta al público con los valores por defecto que algunos comercios electrónicos traen.

Recuerda que un diseño de tu comercio electrónico acorde a tu negocio genera mayor confianza.

imagen tienda online

II – Contenido

Los textos que se muestren en tu e-commerce por favor ¡que antes alguien los haya revisado! Muchas veces, por falta de tiempo o carga de trabajo se le concede menos tiempo a redactar textos informativos.

Las secciones como Textos legales, Envíos y devoluciones, Garantías de compra, Cómo comprar, Sobre nosotros… También son de gran relevancia para el consumidor. Es muy común decir “esto es lo típico que nadie lee” y concederle menos importancia a este contenido porque a simple vista no es algo tan atractivo como los propios productos de tu tienda online, pero ten muy en cuenta que gran parte de los consumidores va a leérselo y más aún si no eres una gran tienda online como Amazon.

Los consumidores quieren garantías de que su dinero está a buen recaudo y por muy bonita que sea tu tienda, si no estamos trabajando la comunicación a este nivel o no damos información sobre nuestra empresa, difícilmente nos reportará con una cantidad de ventas satisfactoria.

III – Oferta de productos o servicios

¿Has planteado bien qué ofrecer en tu nuevo comercio electrónico? A veces, no está de más parar a pensar qué nos conviene más ofertar en el e-commerce. Depende del tipo de negocio que seamos claro está, algunos trasladan toda su oferta al medio online y otros prefieren ofrecer sólo una parte de los productos, para no recargar la tienda o porque prefieren que vayan al establecimiento a ver más.

Estas estrategias dependen de qué vendamos y a quién, por lo que no hay una regla común. Cada sector es un mundo y debemos adaptar y optimizar al máximo nuestra oferta, porque una cosa está clara, lo que queremos es vender y sobre todo si hemos invertido parte de nuestros recursos en montar un e-commerce.

Así que, para evitar pérdidas de tiempo y dinero mi recomendación es sentarse y pensar en todo lo anterior. Un poco de trabajo de investigación no te hará daño y te ayudará a amortizar rápidamente aquello que invertiste en tu tienda.

VI – Gestión de pedidos

Asegúrate siempre de que los pedidos que entran tienen un proceso lógico, si entra un pedido atiéndelo lo antes posible y actualiza su estado, es decir, acéptalo y pásalo a la agencia de transporte o ponlo como pendiente de revisión si procede.

Aunque a veces estos procesos están automatizados, asegúrate de que revisas los pedidos y que éstos siempre te notifican a tu correo o el método disponible más útil para ti.

Sobre todo asegúrate de que el cliente recibe los mails pertinentes: mail de confirmación de pedido, confirmación de pago, seguimiento de envío (suele depender de las agencias de envío y transporte)…

Mantener un canal de comunicación activo es necesario y evitará que el cliente tenga que estar pendiente de los detalles sobre su pedido.

V – Canal de comunicación principal (RRSS)

Además del comercio electrónico, ¿Usas algún canal de comunicación online? Seguramente usas alguna red social para fortalecer tu marca, crear comunidad, atender las cuestiones de los clientes o como en algunos casos a realizar venta directa.

Decidir qué canal de comunicación utilizaremos es algo que en ocasiones no es tan sencillo como parece. Depende de la finalidad de nuestro negocio puede variar bastante esta decisión.

Un perfil de empresa en Facebook es algo ya prácticamente universal, pues la mayoría de personas tienen esta red social y pueden contactar con nosotros, además tiene un sistema de gestión la comunidad muy válido. También encontramos casos en los que Twitter es un medio de atención al cliente muy importante, pero lo vemos normalmente en las grandes empresas o superficies debido a que tienen una comunidad muy extensa, porque la realidad es que Twitter ya no tiene tanta fuerza como otras redes sociales.

Mi recomendación es fijarte en aquella red social en la que se encuentre el público objetivo de tu negocio. Fíjate en factores como la edad y los intereses e inquietudes de tu target, son aspectos básicos que te darán alguna idea a la hora de decidir este canal de comunicación que tanto hará y significará para tu marca.

ecommerce y venta online

A POR TODAS

Con estos párrafos cierro este pequeño listado de consejos para mejorar tu tienda online. Desde aquí te animo a que le dediques un tiempo a pensar en tu estrategia online si todavía no la tienes clara o estás en pleno desarrollo.

Aprovecha los recursos disponibles y termina de planear ese plan de marketing online ya que, un camino bien planteado acaba por traducirse en éxito.

Recuerda que a parte de Instagram y Facebook hay muchas más redes sociales y que tu público objetivo y clientes potenciales no tienen por qué estar presentes siempre en la red social más popular y más “cool” del momento. Más vale alcanzar a 70 personas realmente interesadas, que a 1000 a las que tu producto no les interesa nada.

¡Buscamos calidad y conversión, no cantidad! 💸

 


 

¡Ey! Te podría interesar 👇🏽

 

 

5 Consejos para mejorar tu tienda online
5 (100%) 2 votes

Tomás Cantó

Especialista en Marketing Digital, mi pasión además de mi profesión. Soy de Elche, Alicante y mi objetivo es ayudar a empresas a elegir el mejor canal de inversión para potenciar su marca y captar clientes. Espero poder ayudarte y que podamos debatir cualquier asunto sobre el marketing online y las nuevas tendencias digitales ¡Saludos!
Share This